De Marie Kondo a Toulouse-Lautrec

Cuando tienes la cabeza vuelta una telaraña y sientes que estás entre estancamiento y parálisis mental, sirve de mucho ordenar. Ordenar lo que sea, la cocina, la habitación, tus libros, o hasta los cubiertos en el cajón. Limpiar da la sensación de cumplir con algo, de lograr algo, y aunque no se termine de limpiar,Sigue leyendo «De Marie Kondo a Toulouse-Lautrec»