El tiempo es eso que se va y no vuelve.

A veces se nos pasa el día volando y sentimos que no hicimos nada. Sin embargo, hacer una recapitulación de al menos cinco eventos que nos pasaron durante el día sirve para apreciar si perdimos el tiempo o no. Para darle más valor a lo que se hace durante el día, también vale la pena considerar el tiempo que se necesitó para poder planear o concretar X o Y asunto. Así, podremos tener una visión más objetiva de lo que logramos, ya sea para bien o para mal. Eso cada quien lo determina.

Hoy a las 7 de la noche, sentí que casi no hice nada durante el día. Por eso, para poder evaluar forma objetiva y colectiva, aquí les cuento mis eventos más o menos significativos del día y luego destriparé el asunto:

  • Leer 4 páginas de “Tools of Titans” de Tim Ferriss (10 min)
  • Vestir a Axo y Coyo para estar 3h en la nieve a -10°C en el kinder (casi 10 min 🥴)
  • Bañarme con agua fría 🥶 (7 min. Sí, seguimos con problemas de calefacción 🥴)
  • Ir a toma de muestra sanguínea para detectar anticuerpos vs COVID19 (1 hora)
  • Desayunar con Feli (30 min)
  • Ir a test oftalmológico y elegir nuevos lentes (30 min plus 1h, respectivamente)
  • Platicar por Zoom con Ana Luisa Piña, una fascinante neurocientífica mexicana en Berlín* (casi dos horas)
  • Recoger a Axo y Coyo al kinder y ver su exposición de arte nórdica (15 min)
  • Medio platicar con Feli, medio abrazar, cargar y besuquear a Axo y Coyo, medio comer, medio leer unos artículos, medio chismorrear por redes sociales, medio quejarme por dolor de la barriga, medio relajarme (casi 2h)

Al hacer el recuento de estos asuntos, unos grandes y otros pequeños, me fue claro que para algunas cosas no se requiere tanta planeación y sin embargo dejarán grandes beneficios, por ejemplo leer.

Algunas otras requieren mucho tiempo de planificación, pero llegado el momento de ejecutarlas, van muy rápido. Por ejemplo, lavar los trajes de nieve un día antes, ponerlos a secar, preparar ropa para el siguiente día, despertar a los niños, darles de desayunar, lavarles los dientes y por último, vestirlos. De igual manera, ir a la toma de muestra fue posible porque días antes tuve que dedicarme a encontrar cita.

Desayunar con Feli fue lindo, y aunque no tuvimos mucho tiempo, pudimos hablar un poco sobre el futuro. Lamentablemente, por ahora se quedó el asunto a medias porque el tiempo “SE NOS FUE”.

Con los lentes y el examen, no fue mucha organización previa para la cita. El asunto duró más o menos lo que esperaba.

Para poder hablar con Ana Luisa, tuvimos que ser presentadas por alguien más y durante varios días, fuimos estableciendo lentamente que queríamos conocernos. Nuestra cita anterior se había cancelado y por fin pudimos concretarla.

La invitación a la “exposición artística nórdica” fue de último minuto, así que no tuvimos que hacer nada extra.

Todo lo demás que hice a “medias” es lo que seguramente les pasa constantemente a quienes están leyendo esto –> cuando no sabemos a dónde chirriones se nos fue todo el tiempo.

Sin embargo, todo el tiempo dedicado a algo, por mínimo que parezca trae frutos:

  • Me motivé con leer sobre las herramientas que usan los titanes para ganar el día.
  • Axo y Coyo pudieron disfrutar jugando afuera con tanto frío.
  • Se activó mi sistema circulatorio y el cabello me quedó más suave y brilloso después del baño frío.
  • Sabré si recientemente tuve covid o no.
  • Hablar del futuro con Feli siempre es motivo de emoción, alegría y aunque a veces estresante, siempre es adrenérgico y motivante.
  • Me corrigieron la graduación de los lentes y comienzan los estudios para descartar glaucoma. Recordemos que la mejor inversión en la salud, es la prevención.
  • HICE UNA AMIGA NUEVA. Esto no pasa todos los días, ni aún estando en el jardín de niños! Y a quién se le puede llamar amiga/amigo? A alguien con quien te identificas, con quien se puede crecer de forma paralela, con quien hay sueños conjuntos a futuro, alguien que te entiende o se pone en tus pies, alguien en quien puedes confiar y alguien que también puede confiar en ti. Me siento muy afortunada con el hecho de que a pesar de la pandemia, he conocido a varias mujeres de ese calibre. Mujeres a quienes puedo llamar amigas a pesar de no conocernos en persona. Mujeres con quien creces tanto individual- como de forma colectiva. Mujeres que te impulsan, que te inspiran y por quienes se desarrolla un cariño muy especial. En sincronía con la plática que tuve con Feli, Ana Luisa también me hizo reflexionar sobre el futuro y sentí su apoyo sincero.
  • Aunque la vida de Axo y Coyo en el kinder es una parte que desconozco, como casi todas las mamás y los papás del mundo (excepto por las maestras que también tienen hijos y que al menos se pueden imaginar más cómo es la vida de los niños en el kinder), siempre es lindo verlos interactuar en su “habitat”. También es interesante experimentar cómo los nórdicos se divierten y le dan color a la nieve.

Para ir cerrando, aunque a veces pensamos que perdemos el tiempo, no necesariamente es así. A veces el distraernos y ver que se nos pasa el tiempo en “medio” hacer cosas también es importante para relajar el cerebro. Pero como en todo, lo más importante es tener control y mantener un balance.

En Suecia existe un término para esto de mantener un balance. En realidad, más que un término, es todo un concepto: L A G O M.

Un ejemplo que me encanta es el de la leche. Aquí la leche Lagom, es la que está entre las que tienen mucha grasa (3.5%) y las que casi no tienen (0.5%), es decir, la leche Lagom tiene algo intermedio, su contenido es generalmente 1.5% de grasa.

Y este concepto se aplica casi siempre y casi para todo.

El título del post de hoy deriva de un trabajo que mi papá dejó a sus estudiantes de Física, hace ya muchos años, para explicar lo que es el tiempo. Unos de ellos hicieron entrevistas a gente que pasaba por al calle y les preguntaron cómo definirían el tiempo. La definición que más nos gustó a la familia, ya que mi papá realizó la evaluación de los proyectos en casa un domingo por la tarde, fue la que dio una señora de unos 75-80 años de edad. A esa edad, confiamos con que se cuenta con toda una vida encima de los hombros, llena de experiencia y sabiduría. La señora contestó que el tiempo es aquello que se va y no regresa.

Muy filosófica respuesta. 🤗

Lo único que le agregaría, es que aunque el tiempo no regresa, lo que sí regresa pero re-convertido en forma de logros, progresos o desventuras, es la vida en sí.

* Sobre Ana Luisa Piña y su odisea, échale un 👁 a esta linda entrevista: https://www.youtube.com/watch?v=SF5b5AAp2z8

¿Qué opinan de todo el asunto? ¿Están de acuerdo o medio?

El tiempo es eso que se va y no vuelve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: